Una idea muy habitual es darle una nueva forma y color al dormitorio de tus hijos. ¿Cómo se hace esto? Normalmente, además del cambio de color del mueble juvenil en Bilbao, hay muchos consejos que te interesará saber para que la habitación de tus hijos luzca envidiable. En el caso de que queramos arreglar algunas grietas en muebles antiguos, se debe aplicar un pegamento para madera y usar una una abrazadera hasta que el producto seque.

Aparte, sería bueno que el producto hiciera efecto durante al menos 24 horas. Una vez seco, se quita el sobrante con una espátula y una lija. Después se utiliza una masilla para reparar las imperfecciones y, como pretendemos pintar por encima, el color de la masilla no es importante. Al secarse, se lija un poco todo para igualarlo y ya se puede empezar con el cambio de color del mueble juvenil en Bilbao. Aplicaremos una imprimación con disolvente que anteriormente hayamos mezclado bien y utilizaremos un rodillo de esponja sobre la madera para que vaya cogiendo consistencia.

Cuando se seca, tiene asperezas y el tacto no es muy agradable, así que procederemos a usar la espátula y lo lijaremos un poco. En Bilbo Armarios te recomendamos que si la zona a pintar va a tener mucho uso, como es el caso de una mesa, le des una segunda mano de imprimación y, una vez seco, lo vuelvas a lijar. Ahora ya comenzaremos con la pintura, por ejemplo de color verde. Es conveniente usar una pintura al agua, por lo que es importante añadirla para aclarar. Para que el resultado sea óptimo, hay que pintar una mano, lijar suavemente y después dar una segunda capa. Si se queda bien no es necesario ni lijar ni darle una tercera mano. La pintura secará aproximadamente en una semana.